« "Respiración Ki" de Koichi Tohei Sensei (26) | Inicio | "Respiración Ki" de Koichi Tohei Sensei (28) »

13 de marzo de 2021

"Respiración Ki" de Koichi Tohei Sensei (27)

Este artículo forma parte de la traducción del libro de Koichi Tohei sensei, "Respiración Ki (Ki no Kokyuho)". Subiremos un nuevo artículo semanalmente.

Shinichi Tohei


Alivia tu fatiga del día

Si practicas la respiración Ki durante 10 minutos, tendrás 10 minutos de beneficio. Si practicas la respiración Ki durante una hora, tendrás una hora de beneficio.
Puedes practicar la respiración Ki en cualquier lugar o momento. Por lo tanto, me gustaría pedirte que uses el tiempo sabiamente y practiques la respiración Ki con frecuencia.
Cuando practiques la respiración Ki mientras caminas, no muevas la parte superior del cuerpo ni te inclines hacia adelante y hacia atrás: si lo haces, no podrás caminar. Calma tu mente concentrándote en el punto uno en la parte inferior del abdomen, mantén una postura correcta y exhala con la mayor calma posible.
Después de exhalar, cuenta 4 pasos, luego inhala. Después de inhalar por completo, cuenta 4 pasos y entonces exhala nuevamente.
Si inhalas inmediatamente después de exhalar y viceversa, tu cuerpo se tensará y se pondrá rígido. Es importante hacer una breve pausa entre la exhalación y la inhalación.
Me ordenaron presentarme al ejército en febrero de 1944 y luego me enviaron al frente de China. Cuando partí de Japón, decidí que haría 200 respiraciones del método de respiración todos y cada uno de los días. Hasta entonces había estado entrenando el método de respiración Ki una hora cada noche.
Tuve tiempo para hacer respiración Ki 200 veces, sentado mientras viajaba en barco. Sin embargo, cuando tuve que marchar, no tenía tiempo para hacer la respiración Ki. Se necesitan alrededor de 3 horas y 20 minutos para hacer la respiración Ki 200 veces (una respiración toma un minuto).
Por eso, decidí hacer respiración Ki mientras marchaba.
Una vez comenzada la guerra, hacía la respiración Ki todos los días sin falta, incluso cuando nuestro enemigo estaba cerca. Lo hice hasta que regresé a Japón después de terminada la guerra.
Fuimos asaltados muchas veces mientras marchábamos. Sin embargo, mi cuerpo estaba lleno de Ki y podía extenderlo en todas direcciones. Traje de regreso a Japón a los 80 soldados de mi pelotón sin ninguna herida. Creo que sucedió así porque practiqué la respiración Ki a diario.
Cuando hacemos respiración Ki por períodos cortos estando sentados en una habitación, puede que pasemos por alto si la estamos haciendo de manera incorrecta. Sin embargo, mientras marchaba, si hacia mal la respiración Ki, no podía continuarla. Tuve que hacer la respiración Ki calmando mi mente en el punto uno en un estado de unificación de mente y cuerpo.
Años después, desarrollé la respiración Ki a partir de la respiración Misogi. Pude hacerlo como resultado de la respiración Ki mientras marchaba.

El momento más efectivo para hacer la respiración Ki en nuestro día a día es antes de acostarnos. Basta con hacerla solo quince o veinte minutos.
Todo el mundo toma un baño o una ducha para limpiar el cuerpo antes de acostarse.
Si limpias la superficie del cuerpo, también deberías limpiar los órganos internos y los intestinos. Esos órganos e intestinos también están cansados y se ensucian. Al realizar la respiración Ki, puedes limpiar tus órganos e intestinos.
Debes aliviar la fatiga del día.
Si cuidas bien un automóvil, tendrá una vida mucho más larga. Si cuidamos bien de nuestra propia mente y cuerpo, podemos tener una vida mucho más larga.
La respiración Ki es un elixir de vida.
Mucha gente puede ver un árbol alto, pero pocos se dan cuenta de las raíces. Un árbol puede crecer hasta ser alto solo si sus raíces están firmemente plantadas. Cosas como los métodos de respiración son disciplinas que forman la raíz del progreso. Si haces respiración Ki, podrás crecer hasta tener una estatura imponente.

Para desarrollar una salud fuerte.

Como dije antes, la mayoría de las enfermedades modernas se deben a problemas nerviosos. La mayoría de las personas perturban su propia mente con cosas pequeñas y los vasos capilares se contraen, lo que hace que el cuerpo se tense.
Esto es como un atasco de tráfico en la autopista. Causa problemas con el flujo de sangre y con el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono.
La respiración interna no puede funcionar bien en este estado. Ésta puede ser la causa de muchas enfermedades.
Con 20 años, tu fuerza vital es muy activa. Sin embargo, después de los 50, tu fuerza vital comienza a decaer. Si tu fuerza vital disminuye, no puedes mantener tu salud. Hay muchos problemas de salud que pueden surgir como resultado de una disminución de la fuerza vital. Como resultado pueden darse problemas de presión arterial alta, diabetes y enfermedades cardíacas y hepáticas.
Para mantener tu salud, es importante hacer una respiración correcta y ser capaz de mantener todo tu cuerpo en buen funcionamiento.

Al comer, podemos recordar que hemos comido y tragado.
Sin embargo, no podemos percibir como el estómago digiere los alimentos, la degradación hepática ni a nuestro riñón filtrando las impurezas de nuestro cuerpo.
Mientras dormimos, esas actividades están en constante proceso. No las hacemos conscientemente. ¿Quién lo hace?
Ni la ciencia ni la medicina tienen una respuesta completa. Lo llamamos fuerza vital.
Es más importante prevenir el fuego que extinguirlo.
Por eso, es muy importante activar tu fuerza vital, que es fundamental para tu salud.
Cuando haces la respiración Ki, todos los vasos capilares se abren; el oxígeno se envía a cada parte de tu cuerpo y el dióxido de carbono retorna a los pulmones.
Esto es como una estufa que quema limpiamente. El oxígeno se quemará por completo.
Los alimentos se metabolizan por completo y se manifiesta el poder vital. Podrás crecer fuerte y sano.

He estado haciendo "Kan-Shugo (práctica en invierno)" en la oficina principal de Ki Society Tokyo durante mucho tiempo. Hacemos respiración Ki de 7:00 pm a 8:00 pm, durante 5 días a finales de enero, la temporada más fría de Japón.
Abrimos todas las ventanas de la habitación, los hombres se quitan la blusa y las mujeres usan camisetas y hacen respiración Ki sentadas en seiza. La temperatura está por debajo de cero. Por lo general, si nos sentamos en seiza durante una hora en un entorno así, nuestro cuerpo se helará y enfermará.
Sin embargo, si hacemos respiración Ki, la circulación sanguínea se vuelve muy fuerte y todo nuestro cuerpo quema el oxígeno por completo. Por tanto, apenas sentimos el frío. Ni siquiera se nos pone la piel de gallina. Mucha gente incluso suda.
Hay un caso de un estudiante que sufría de inflamación nasal que se curó a través de este entrenamiento de respiración Ki de 5 días en invierno. Podemos ver la grandeza de la fuerza vital través de esta práctica.

(Traducción: Roger Giménez)

|

« "Respiración Ki" de Koichi Tohei Sensei (26) | Inicio | "Respiración Ki" de Koichi Tohei Sensei (28) »