« febrero de 2021 | Inicio | abril de 2021 »

marzo de 2021

26 de marzo de 2021

"Respiración Ki" de Koichi Tohei Sensei (29)

Este artículo forma parte de la traducción del libro de Koichi Tohei sensei, "Respiración Ki (Ki no Kokyuho)". Subiremos un nuevo artículo semanalmente.

Shinichi Tohei


Reponer Ki al dormir

Dormir es importante para reponer Ki.
Los seres humanos consumen Ki constantemente mientras están despiertos. Vemos las cosas, las escuchamos, olemos, degustamos, y notamos su tacto usando nuestros cinco sentidos.
Todas esas acciones son acciones de Ki. Por lo tanto, necesitamos reponer el Ki que hemos consumido. Dormir y practicar respiración Ki son la mejor manera de reponer el Ki de manera eficiente. Dormir es la acción para reponer el Ki del Universo.
Por la noche, cuando dormimos, la mente está en calma. Entonces, el Ki del Universo llena nuestros cuerpos. Cuando nos despertamos después de haber dormido profundamente, el Ki está completamente cargado, nuestras fuerzas están renovadas y nos sentimos muy bien.
Sin embargo, si nuestros cerebros están perturbados en lugar de descansados, se bloqueará el adecuado flujo de Ki. Cuando nos despertamos por la mañana, si nuestro suministro de Ki no es alto, no podemos levantarnos inmediatamente y recuperarnos mental y físicamente, incluso después de 10 horas de sueño.
Los medicamentos para dormir reducen la sensibilidad del cerebro y hacen que la gente se duerma. Cuando el cerebro está tranquilo y el sueño es profundo, podemos reponernos con el Ki del universo. Sin embargo, si duermes con tu cerebro en un estado de calma muerta, no podrás reponer tu Ki suficientemente.
Si usas medicamentos para dormir regularmente, porque no puedes dormirte, pronto tendrás deficiencia de Ki. Te sentirás apático y perderás la motivación por todo. Además, perderás tu vitalidad y fuerza física y te volverás susceptible a las enfermedades.
Gracias a que extiendes Ki, el Ki entrará en tu mente y cuerpo.

Un número extremadamente grande de personas ignora la necesidad de dormir para reponer el Ki del Universo. Desatienden la importancia de su tiempo de sueño para trabajar más horas. Reciben un suministro insuficiente de Ki y enferman. Luego tendrán que usar medicamentos para dormir o no podrán dormir por la noche. Están acortando descuidadamente sus propias vidas.
Debido a que las personas que aprenden el desarrollo correcto del Ki siempre mantienen el punto uno en la parte inferior del abdomen y mantienen la mente tranquila, no tienen problemas para conciliar el sueño rápidamente. Si tienes diez o quince minutos libres durante el día y quieres dormir, deberías poder dormir tranquilamente.

Llena con un poco de agua la bañera y revuélvela. Ahora intenta calmar el agua con las manos. Lo único que lograrás es agitarla más. Deja reposar el agua un rato y se calmará por sí sola.
El cerebro humano funciona de la misma manera. Cuando piensas, creas ondas en tu mente. Tratar de calmar las olas con el pensamiento es tan solo un desperdicio. Las personas que no pueden dormir y permanecen despiertas pensando, "Duérmete, duérmete", están creando más turbulencias en su mente.
Les resulta difícil dormir porque, mientras lo intentan, están constantemente pensando y trastornando sus mentes. Se preocupan con pensamientos como, "Si no duermo un poco, no podré trabajar mañana", y luego pasan a reflexiones aún más inútiles sobre las cosas que les molestan, hasta que el sueño se vuelve totalmente imposible. Cuando tu mente está trastornada, quédate completamente quieto y se calmará por sí misma. Cuando tu mente se haya calmado, llegará el sueño.
El viejo hábito de contar hasta diez hasta que te duermas funciona según el mismo principio.
No necesitas pensar para contar hasta diez, y mientras repites la serie mecánicamente una y otra vez, tu mente se calma y te quedas dormido. Esto puede ayudar a veces.
Por otro lado, para muchas personas, este tipo de truco simple no funciona.
Las personas de temperamento nervioso ni siquiera pueden contar hasta diez, simplemente porque no pueden dejar de pensar en el hecho de que no importa lo que hagan, no podrán conciliar el sueño.

Tenemos que mantener la firme convicción de que si no podemos dormir, es mejor que estemos despiertos. Los seres humanos no pueden vivir sin dormir y, tarde o temprano, el sueño llegará de manera natural.
Si tienes realmente mucho sueño, no podrás permanecer despierto. Sufrir para dormir es una tontería. Cuando estés despierto, haz suficiente ejercicio; y cuando te acuestes, podrás dormir. Si no puedes dormir, no sientas que debes hacerlo sí o sí.
A menudo, la sangre del cuerpo corre a la cabeza y la sientes caliente, dejando los pies fríos y dificultando el sueño. Desde tiempos antiguos, se ha dicho popularmente de manera correcta que lo saludable es tener la cabeza fría y los pies calientes. Si sigues este consejo, encontrarás que puedes dormir profundamente.

En casos como estos, practica a cambiar tu concentración, calmando tu Ki en el punto uno en la parte inferior del abdomen. Al hacer esto, podrás dormir profundamente en cualquier momento y reponer tu Ki.
Primero, acuéstate boca arriba con las manos y los pies cómodamente extendidos. Luego, piensa con toda tu mente que la sangre fluye continuamente hacia las puntas de los dedos de los pies. “La mente mueve el cuerpo”, por lo tanto, lo hará. Tu circulación sanguínea mejorará y tus pies se calentarán.
Cuando sientas que tus pies se calientan, te quedarás dormido. Muchas veces, incluso antes de que sientas que tus pies se calientan, te quedarás dormido.
Algunas personas comen y/o beben justo antes de acostarse. Sin embargo, el propósito de dormir es descansar por completo tanto el cuerpo como la mente. El Ki se usa para digerir los alimentos, por lo tanto, el Ki no se repondrá por completo. La calidad del sueño depende de lo bien que podamos intercambiar el Ki del Universo. Es importante dormir con mente y cuerpo unificados.

(Traducción: Roger Giménez)

|

19 de marzo de 2021

"Respiración Ki" de Koichi Tohei Sensei (28)

Este artículo forma parte de la traducción del libro de Koichi Tohei sensei, "Respiración Ki (Ki no Kokyuho)". Subiremos un nuevo artículo semanalmente.

Shinichi Tohei


Capítulo 5. Mantén tu salud mediante una vida natural

Despierta cada mañana con una mente positiva

Igual que el año tiene solo un día de Año Nuevo, cada día solo tiene un momento de la mañana en el que despiertas.
Si te despiertas con un sentimiento desagradable, sin que seas consciente de él, se quedará contigo y convocará un Ki negativo. Tenderá a hacer que todo el día sea desagradable. Pensarás para tus adentros: “Me desperté esta mañana sintiéndome pesado y nada ha ido bien en todo el día”.
El desarrollo de Ki es un entrenamiento para cultivar un flujo constante de Ki positivo. Debes llamar al Ki positivo al levantarte por la mañana. Debes adquirir el hábito de despertarte rápidamente y saltar de la cama tirando de la manta al minuto de despertar.
Algunas personas se despiertan y siguen acostadas, se niegan a levantarse. A causa de este hábito te convertirás en alguien con poca fuerza de voluntad.
En primer lugar, en momentos como ese, nada claro entra en tu mente. Tu conciencia es vaga y estás en un estado de subordinación a tus instintos.
El sueño es el momento en que el Ki del Universo fluye hacia tu cuerpo, por lo tanto, debes dormir profundamente. Pero permanecer en la cama una vez te hayas despertado no hará que tu cuerpo descanse. Debes saltar directamente de la cama con resolución, luego puedes invocar el Ki positivo que hace que tu día tenga un comienzo positivo.
Con tan solo hacer esto puedes hacer mucho para fortalecer tu poder consciente.
Los jóvenes que pretenden desarrollarse deben tener especial cuidado en cultivar este hábito.

Cuando era joven, era frágil tanto de mente como de cuerpo.
Debido a que dormía mal por la noche, estaba somnoliento y cansado por la mañana y me resultaba extremadamente difícil levantarme.
Fuera lo que fuera que comenzara, mi perseverancia flaqueaba y me rendía a la mitad. Pensé que todo era culpa de mi debilidad física.
A los dieciséis años, tuve pleuritis y pasé un año en tratamiento, pero la enfermedad empeoró constantemente. Ahora, cuando pienso en ello, me doy cuenta de que cedí a la enfermedad y con un Ki completamente negativo retrasé mi propia recuperación.
Pasé todo el tiempo preocupándome de que tal vez, incluso si la enfermedad pasaba, no me recuperaría por completo. Esto impidió que me fortaleciese.
Durante ese año de tratamiento, tuve la oportunidad de reflexionar sobre mí mismo y ver que no podía continuar así. Leí varios libros de superación personal que cayeron en mis manos. Me hicieron darme cuenta de que tenía que hacer algo para templar mi propio cuerpo. Esto fue de gran beneficio.
Mientras leía uno de estos libros, me di cuenta de que mi propia fuerza de voluntad era débil y que tenía que disciplinarla y fortalecerla. “De acuerdo”, me dije, “trabajemos la fuerza de voluntad”. Decidí trabajar en ello.
Al menos eso era algo que podía hacer. El médico me dijo que todavía no podía hacer ejercicio, así que después de pensarlo mucho, decidí tomar baños fríos todos los días.
Entonces era verano y el agua fría era agradable. Todas las mañanas me levantaba de un salto tan pronto como despertaba, corría al baño y me echaba veinte o treinta cubos de agua fría sobre la cabeza y el cuerpo. Luego me secaba y frotaba bien mi cuerpo con una toalla seca. Después de un tiempo, despertaba por la mañana con la idea del agua fría de manera inmediata en mi consciencia. Mi cabeza se despejaba de inmediato.
Me decía a mí mismo: "Tumbarte en esta cálida cama no te servirá de nada". Mis malos hábitos cambiaron por completo y dormía como un tronco por la noche.
Poco a poco, por supuesto, llegó el otoño. Las temperaturas bajaron, el agua se enfrió, pero ni siquiera pensé en detener mi entrenamiento. Sin señales de sufrimiento, continué mis baños fríos durante todo el invierno, y mi cuerpo se hizo tan fuerte que pude continuar con mi entrenamiento.
Más tarde, entrené y practiqué Zen, respiración misogi y meditación estando sentado debajo de una cascada. Entrené estas y otras cosas diligentemente hasta que las dominé.
Los baños fríos fueron la primera oportunidad. Mi Ki se volvió positivo y positivo llamó a más positivo. Fui bendecido con excelentes maestros y llegué al nivel en el que pude explicar el Ki positivo a otras personas de todo el mundo.
Lo importante para los jóvenes que planean empezar ahora a desarrollarse para el futuro es despertarse por la mañana y afrontar el día con una actitud positiva de “voy a dar lo mejor de mí”.
El primer paso al partir conduce a mil millas de progreso.
Pon en práctica esta disciplina, comenzando ahora mismo.

(Traducción: Roger Giménez)

|

13 de marzo de 2021

"Respiración Ki" de Koichi Tohei Sensei (27)

Este artículo forma parte de la traducción del libro de Koichi Tohei sensei, "Respiración Ki (Ki no Kokyuho)". Subiremos un nuevo artículo semanalmente.

Shinichi Tohei


Alivia tu fatiga del día

Si practicas la respiración Ki durante 10 minutos, tendrás 10 minutos de beneficio. Si practicas la respiración Ki durante una hora, tendrás una hora de beneficio.
Puedes practicar la respiración Ki en cualquier lugar o momento. Por lo tanto, me gustaría pedirte que uses el tiempo sabiamente y practiques la respiración Ki con frecuencia.
Cuando practiques la respiración Ki mientras caminas, no muevas la parte superior del cuerpo ni te inclines hacia adelante y hacia atrás: si lo haces, no podrás caminar. Calma tu mente concentrándote en el punto uno en la parte inferior del abdomen, mantén una postura correcta y exhala con la mayor calma posible.
Después de exhalar, cuenta 4 pasos, luego inhala. Después de inhalar por completo, cuenta 4 pasos y entonces exhala nuevamente.
Si inhalas inmediatamente después de exhalar y viceversa, tu cuerpo se tensará y se pondrá rígido. Es importante hacer una breve pausa entre la exhalación y la inhalación.
Me ordenaron presentarme al ejército en febrero de 1944 y luego me enviaron al frente de China. Cuando partí de Japón, decidí que haría 200 respiraciones del método de respiración todos y cada uno de los días. Hasta entonces había estado entrenando el método de respiración Ki una hora cada noche.
Tuve tiempo para hacer respiración Ki 200 veces, sentado mientras viajaba en barco. Sin embargo, cuando tuve que marchar, no tenía tiempo para hacer la respiración Ki. Se necesitan alrededor de 3 horas y 20 minutos para hacer la respiración Ki 200 veces (una respiración toma un minuto).
Por eso, decidí hacer respiración Ki mientras marchaba.
Una vez comenzada la guerra, hacía la respiración Ki todos los días sin falta, incluso cuando nuestro enemigo estaba cerca. Lo hice hasta que regresé a Japón después de terminada la guerra.
Fuimos asaltados muchas veces mientras marchábamos. Sin embargo, mi cuerpo estaba lleno de Ki y podía extenderlo en todas direcciones. Traje de regreso a Japón a los 80 soldados de mi pelotón sin ninguna herida. Creo que sucedió así porque practiqué la respiración Ki a diario.
Cuando hacemos respiración Ki por períodos cortos estando sentados en una habitación, puede que pasemos por alto si la estamos haciendo de manera incorrecta. Sin embargo, mientras marchaba, si hacia mal la respiración Ki, no podía continuarla. Tuve que hacer la respiración Ki calmando mi mente en el punto uno en un estado de unificación de mente y cuerpo.
Años después, desarrollé la respiración Ki a partir de la respiración Misogi. Pude hacerlo como resultado de la respiración Ki mientras marchaba.

El momento más efectivo para hacer la respiración Ki en nuestro día a día es antes de acostarnos. Basta con hacerla solo quince o veinte minutos.
Todo el mundo toma un baño o una ducha para limpiar el cuerpo antes de acostarse.
Si limpias la superficie del cuerpo, también deberías limpiar los órganos internos y los intestinos. Esos órganos e intestinos también están cansados y se ensucian. Al realizar la respiración Ki, puedes limpiar tus órganos e intestinos.
Debes aliviar la fatiga del día.
Si cuidas bien un automóvil, tendrá una vida mucho más larga. Si cuidamos bien de nuestra propia mente y cuerpo, podemos tener una vida mucho más larga.
La respiración Ki es un elixir de vida.
Mucha gente puede ver un árbol alto, pero pocos se dan cuenta de las raíces. Un árbol puede crecer hasta ser alto solo si sus raíces están firmemente plantadas. Cosas como los métodos de respiración son disciplinas que forman la raíz del progreso. Si haces respiración Ki, podrás crecer hasta tener una estatura imponente.

Para desarrollar una salud fuerte.

Como dije antes, la mayoría de las enfermedades modernas se deben a problemas nerviosos. La mayoría de las personas perturban su propia mente con cosas pequeñas y los vasos capilares se contraen, lo que hace que el cuerpo se tense.
Esto es como un atasco de tráfico en la autopista. Causa problemas con el flujo de sangre y con el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono.
La respiración interna no puede funcionar bien en este estado. Ésta puede ser la causa de muchas enfermedades.
Con 20 años, tu fuerza vital es muy activa. Sin embargo, después de los 50, tu fuerza vital comienza a decaer. Si tu fuerza vital disminuye, no puedes mantener tu salud. Hay muchos problemas de salud que pueden surgir como resultado de una disminución de la fuerza vital. Como resultado pueden darse problemas de presión arterial alta, diabetes y enfermedades cardíacas y hepáticas.
Para mantener tu salud, es importante hacer una respiración correcta y ser capaz de mantener todo tu cuerpo en buen funcionamiento.

Al comer, podemos recordar que hemos comido y tragado.
Sin embargo, no podemos percibir como el estómago digiere los alimentos, la degradación hepática ni a nuestro riñón filtrando las impurezas de nuestro cuerpo.
Mientras dormimos, esas actividades están en constante proceso. No las hacemos conscientemente. ¿Quién lo hace?
Ni la ciencia ni la medicina tienen una respuesta completa. Lo llamamos fuerza vital.
Es más importante prevenir el fuego que extinguirlo.
Por eso, es muy importante activar tu fuerza vital, que es fundamental para tu salud.
Cuando haces la respiración Ki, todos los vasos capilares se abren; el oxígeno se envía a cada parte de tu cuerpo y el dióxido de carbono retorna a los pulmones.
Esto es como una estufa que quema limpiamente. El oxígeno se quemará por completo.
Los alimentos se metabolizan por completo y se manifiesta el poder vital. Podrás crecer fuerte y sano.

He estado haciendo "Kan-Shugo (práctica en invierno)" en la oficina principal de Ki Society Tokyo durante mucho tiempo. Hacemos respiración Ki de 7:00 pm a 8:00 pm, durante 5 días a finales de enero, la temporada más fría de Japón.
Abrimos todas las ventanas de la habitación, los hombres se quitan la blusa y las mujeres usan camisetas y hacen respiración Ki sentadas en seiza. La temperatura está por debajo de cero. Por lo general, si nos sentamos en seiza durante una hora en un entorno así, nuestro cuerpo se helará y enfermará.
Sin embargo, si hacemos respiración Ki, la circulación sanguínea se vuelve muy fuerte y todo nuestro cuerpo quema el oxígeno por completo. Por tanto, apenas sentimos el frío. Ni siquiera se nos pone la piel de gallina. Mucha gente incluso suda.
Hay un caso de un estudiante que sufría de inflamación nasal que se curó a través de este entrenamiento de respiración Ki de 5 días en invierno. Podemos ver la grandeza de la fuerza vital través de esta práctica.

(Traducción: Roger Giménez)

|

6 de marzo de 2021

"Respiración Ki" de Koichi Tohei Sensei (26)

Este artículo forma parte de la traducción del libro de Koichi Tohei sensei, "Respiración Ki (Ki no Kokyuho)". Subiremos un nuevo artículo semanalmente.

Shinichi Tohei


6. Para comenzar, empecemos a practicar respiración Ki quince minutos al día.

Si puedes hacer la respiración Ki correctamente, practícala a diario. Empecemos a hacer respiración Ki quince minutos al día. Al hacer respiración Ki durante quince minutos, se elimina el 70% del dióxido de carbono del cuerpo y éste se llena de oxígeno. Mira tu mano entonces. Tu piel habrá cambiado y se habrá vuelto más saludable.
Continúa la práctica durante al menos dos semanas. Cuando domines la respiración profunda al hacer respiración Ki, tu respiración diaria también se hará más profunda.
Por lo general, el ser humano respira entre quince y veinte veces cada minuto. Cambiará cuando respires de cuatro a cinco veces por minuto.
Además de hacer la respiración Ki sentado en una silla, puedes hacerla mientras estás sentado en seiza, de pie o acostado en la cama. Asegúrate de comprobar que tu postura es correcta y de si estás coordinando mente y cuerpo.
Por favor, no hagas la respiración Ki justo después de comer o mientras te bañas, porque tu circulación sanguínea cambia durante estos momentos. Por lo demás, puedes hacer la respiración Ki en cualquier momento, en cualquier lugar y tanto como desees.

No te sentirás inmediatamente más saludable por hacer hoy respiración Ki. Si la haces todos los días, ganarás en salud en el proceso. Así es la respiración Ki.
No existe una regla sobre qué momento del día es mejor para hacer respiración de Ki. Puedes hacer respiración Ki en cualquier momento, en cualquier lugar y mientras estás sentado, de pie o acostado. Practícala en tu vida diaria.
Usa tu tiempo de manera eficiente y haz respiración Ki cuando vayas en el tren, camines para ir a la compra, veas la televisión, etc.
Puedes encontrar tiempo para hacer respiración Ki.

Necesitas una voluntad fuerte para realizar cualquier tarea. Incluso si has aprendido algo importante, será inútil si no lo practicas. Las personas que tienen una voluntad débil pueden aprender muchas cosas buenas, pero no pueden continuar con su práctica.
Hay muchas personas que tienen éxito en su vida al mantener el punto uno y usar el Ki positivo. Por otro lado, muchas personas no continúan con su práctica durante mucho tiempo.
Ahora ya sabes cómo realizar correctamente la respiración Ki. Sin embargo, si deseas dominar la respiración Ki correcta, debes practicar a diario.
Cuando comiences este proceso, por favor, cambia tu mente a positivo y practica con una fuerte determinación.

Aumentando la fuerza vital

Si haces respiración Ki, tu fuerza vital se activará y tu mente y tu cuerpo se volverán más positivos.
La respiración Ki no es solo un ejercicio para intercambiar nuestro aliento, también es una forma importante de practicar Ki.
“Exhala de manera que tu aliento viaje infinitamente hasta el final del Universo, inhala de manera que tu aliento llegue al punto uno y continúe infinitamente allí. "
Exhalando envías tu respiración al final del Universo. No creas que tu respiración termina justo delante de ti. Cuando practiques la respiración Ki correctamente, serás capaz de enviar Ki fresco a todo tu cuerpo.
Cuando inhalas, inhalas el Ki del Universo hasta que alcanza el punto uno en la parte inferior del abdomen.
No notarás ninguna sensación de estar respirando mientras intercambias Ki con el Universo.
En este momento, tu cuerpo está lleno de Ki fresco.
Cuando hagas la respiración Ki, “sentirás que eres el Universo y que el Universo es tú. Te llevará al éxtasis supremo de ser uno con el Universo".
Normalmente hago “Toitsu kinen no gyo” desde las 11:30pm del 31 de diciembre hasta las 0:30am del 1 de enero, y hago respiración Ki para comenzar el año nuevo.
Muchas cosas sucederán, buenas o malas, en un año.
Sin embargo, es inútil mirar atrás y sopesar el pasado. Exhala las cosas buenas y malas del pasado, y luego llénate de Ki fresco y comienza el nuevo año con una mente positiva.
Al hacer respiración Ki, nuestra mente se aclara de forma natural.
Aproximadamente a las 12:00am, nos olvidamos de nosotros mismos y simplemente practicamos respiración Ki.
Cuando terminamos el ejercicio a las 12:30am, todos tienen una cara resplandeciente y alegre. Todos piensan "Hagamos todo mientras extendemos Ki".
El día de Año Nuevo es importante. A principios de año, extiende Ki y podrás disfrutar de un buen año.

Cómo hacer respiración Ki acostado en la cama

Para una persona enferma, está bien hacer la respiración Ki mientras está acostada en la cama. Cuando la gente enferma y debe guardar cama, no tiene nada más que hacer que pensar en las cosas de una manera negativa y preocuparse. Esto debilita la fuerza vital.
Es bueno hacer la respiración Ki mientras se está en cama. Al hacer respiración Ki para activar tu fuerza vital, te recuperarás antes.

Te enseñaré a hacer la respiración Ki mientras estás acostado en la cama.
Acuéstate boca arriba con las piernas y los brazos estirados naturalmente.
Está bien centrarse en mantener el punto uno, pero es más fácil centrarse en "el peso está en la parte inferior”, que es el tercero de los Cuatro principios principales.
Al estar tumbado, no muevas la parte superior del cuerpo. Practica la respiración Ki de manera similar a como lo harías en cualquier otra posición.
Las personas que padecen enfermedades graves o cardíacas tienen dificultad para respirar profundamente. En este caso, está bien practicar la respiración con calma. Es importante no forzarte, sino respirar con calma de la manera que te haga sentir cómodo.
Al hacer esto, tu respiración se calmará y alargará. Puedes reanudar la práctica de la respiración Ki en la posición normal una vez que te hayas recuperado. La ciencia médica tiene tendencia a reconocer solo lo que pueden ver usando rayos X o pruebas que confirman lo que es observable.
Los médicos tienden a olvidar la fuerza vital invisible Ki y solo juzgan el cuerpo.
La medicina no puede crear la fuerza vital. La medicina puede ayudar a mantener la fuerza vital. En muchas ocasiones es útil usar el medicamento apropiado. Sin embargo, si el medicamento debilita tu fuerza vital, es inútil.
Antes de confiar únicamente en la medicina es importante practicar la respiración Ki y desarrollar tu propia fuerza vital. La medicina sola no puede curarte.

(Traducción: Roger Giménez)

|

« febrero de 2021 | Inicio | abril de 2021 »